17 may. 2012

Como cocer langostinos y gambas


Se han de introducir, las gambas o los langostinos, en una cazuela con agua fría con sal y zumo de limón a fuego fuerte. Una vez que la cazuela tenga temperatura y los langostinos o las gambas comiencen a cocinarse, se cuecen durante 3 minutos e inmediatamente se introducen en agua fría con mucho hielo. De este modo se enfrían rápidamente y al no absorber mucha agua, la carne queda tersa y firme.

Si se van a emplear como ingrediente de algún plato, después de pelarlos conviene eliminar el hilo negro – tubo digestivo – que recorre el lomo, ya que amarga y puede estropear el sabor del plato.

En frío y cocidos pueden formar parte de ensaladas variadas, aperitivos, salpicón de marisco, rellenos de ensaladilla, etc.

En caliente, se pueden consumir a la plancha con limón, también cocidos, fritos al ajillo, en resueltos y tortillas, en arroces, pastas y legumbres, como acompañamiento de pescados en salsa, etc.

Por otro lado y ya que forman parte de la misma familia que los langostinos y las gambas, vamos a hablar de las cigalas. Si quieres que este marisco forme parte de tu menú debes de tener en cuenta lo siguiente: Nunca se deben de congelar. Y ¿por qué?, te preguntarás. Pues porque al congelarlas pierden todo su aroma, absorben olores, y su carne, que es muy frágil, se vuelve algodonosa. Ya lo sabes, se trata de un producto para comprar y cocinar en poco tiempo.

No hay comentarios: