27 feb. 2014

Redondas con arroz y alcachofas

Ingredientes (4 personas):
  • 300 gr. de arroz
  • Caldo de pollo
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva
  • 6 alcachofas
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • 100 gr. de jamón serrano
  • 1 limón
  • Pimienta
  • 4 hamburguesas

Preparación

Para este plato necesitamos contar con un cuchillo, una sartén o una parrilla, una cazuela, cucharas y la fuente o los platos para servir.
  1. Limpiar las alcachofas, retirando el tallo y las hojas duras, hasta dejar el corazón. Cortarlos en trozos y reservarlos en una cazuela con agua y zumo de limón, para que no se pongan negros.
  2. Picar los ajos.
  3. Rehogar durante 5 minutos, en una cazuela con un poco de aceite de oliva, los ajos picados y el arroz.
  4. Calentar el caldo de pollo (conservar muy caliente). Hay que poner algo más del doble de caldo que de arroz.
  5. Añadir, a los ajos y al arroz, las alcachofas, seguir rehogando un par de minutos más y agregar el caldo de pollo, muy caliente. Sazonar. Subir el fuego hasta que empiece a hervir.
  6. Bajamos la temperatura, lo justo para mantener el hervor y dejamos cocer entre 15 y 18 minutos.
  7. Picamos el jamón en trocitos.
  8. Añadir el jamón picado y el perejil, ajustar el punto de sal y dejar cocer hasta que el arroz esté hecho. Tiene que quedar un poco espeso, ni seco, ni caldoso.
  9. Cocina las hamburguesas en una sartén o parrilla.
  10. En un plato ponemos un poco de arroz, con las alcachofas y el jamón picado acompañado de una hamburguesa y servimos así todos los platos a nuestros comensales.

7 feb. 2014

Solomillo de cerdo con salsa agridulce

Ingredientes (4 personas)

  • 500 gr. de solomillo de cerdo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 2 tomates
  • 125 gr. de azúcar blanco
  • 120 ml. de vinagre de jerez
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 100 ml. de licor de naranja
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

Para este plato necesitamos contar con el horno, batidora eléctrica, una tabla de corte, sartén, cazo, bandeja de horno, cuchillos, cucharas y el plato o fuente para servir.
  1. Picar la cebolla muy fina, el puerro, la zanahoria y los tomates (pelados y despepitados) y sofreirlo todo junto en una sartén, con un poco de aceite, durante 10 minutos.
  2. A la vez, en un cazo, poner el azúcar blanco y el vinagre y dejar que se reduzca durante unos 7 minutos, hasta que quede como un caramelo.
  3. Añadir el licor de naranja al caramelo y dejar cocer durante 3 minutos lentamente.
  4. Precalentar el horno a 200º C durante 5 ó 10 minutos.
  5. Limpiar la grasa del solomillo y salpimentarlo.
  6. Poner el solomillo salpimentado en una bandeja con un poco de aceite e introducirlo en el horno a 200º C durante aproximadamente 10 minutos (dependiendo del grosor). Una vez sacado del horno, dejar reposar.
  7. Pasar la verdura y la salsa del solomillo por la batidora eléctrica y después añadir este puré a la salsa agridulce, cocer la mezcla despacio durantes 3 minutos.
  8. Cortar el solomillo en medallones y colocarlos en los platos o en una bandeja, adornandolo con la salsa agridulce.

3 feb. 2014

El bonito

El bonito es un pescado azul que pertenece a la familia del atún. Es un pez migrador, gran nadador, que habita las aguas atlánticas, pacificas, indicas y mediterráneas en grupos o bancos al igual que el atún. Prefiere las aguas limpias, transparentes y frías a gran profundidad durante el invierno, y el agua cálida muy cercana a la costa durante el verano. Se alimenta de pequeños peces y alevines que captura cerca de la superficie. Una vez alcanzada la madurez, el bonito puede alcanzar un peso medio de 6 Kg. y una longitud media de 60 cm. aunque se han capturado ejemplares de un metro y medio casi de largo y casi 50 Kg. de peso.

Empleo culinario: se cocina a la parrilla o a la plancha (la parte de las ventrisca es la más codiciada), estofado en salsa (la forma más usual es con tomate o encebollado), en potajes (el marmitako es el más conocido) y asado o braseado (bonito indiana). También es, junto al boquerón y al atún, el pescado más utilizado en la industria conservera, que lo presenta en escabeche o en aceite (de oliva y girasol) principalmente.