27 may. 2009

Albondigas

Ingredientes (para 2 personas):
- Carne picada (medio kilo)
-
Media cebolla- Medio pimiento
-
1 zanahoria
-
2 patatas grandes
-
1 huevo
- 1 hoja de laurel
- 1 copa de vino
- Harina
-
Aceite
- Perejil
- Ajo en polvo o
machacado
- Agua
- Sal
-
Pan rallado


Para este plato necesitamos contar con una olla; una sartén; una tabla de cocina; una cuchara ya sea metálica o de madera para remover y dar forma; un cuchillo; los platos o fuente donde vayamos a colocar la comida ya servida y con los ingredientes que hemos indicado más arriba.

1. En primer lugar, debemos de preparar la carne picada que vamos a cocinar para que coja el gusto de las especias, para ello, mezclamos en un plato la carne con perejil, ajo en polvo o machacado, un huevo crudo, una pizca de pan rallado y sal. Hecha la mezcla lo dejamos reposar para que la carne absorba los distintos sabores (a este proceso se le conoce con el nombre de maceración).

2. Mientras se produce la maceración, pelamos la zanahoria y las patatas, una vez peladas las cortamos en trozos medianos, realizamos la misma operación con el pimiento y la cebolla. Con todo ello ya picado lo echamos en la olla, añadimos una hoja de laurel, un litro de agua (o lo que necesitemos, lo suficiente para cubrirlas), 1 cucharadita de sal y una copa de vino (elección de vino al gusto).

3. A continuación tenemos que proceder a realizar las bolitas de albóndigas, para ello podemos ayudarnos con una cuchara o elaborarlo directamente con las manos; cogemos pequeños montones de carne picada y les damos forma. Una vez realizadas las bolitas, las untamos en harina y las freímos en un sartén con aceite caliente durante unos pocos minutos, no mucho, lo suficiente para que adquieran un color dorado y la carne no se desprenda al cocerlas.

4. El paso siguiente es añadir nuestras albóndigas ya fritas a la olla con el resto de ingredientes; cerramos la olla y la dejamos para que echen a cocer, cuando la pesa de la olla (elemento redondo con un agujero por el cual se expulsa el vapor al calentarse el agua y empezar a hervir) empiece a dar vueltas soltando el vapor las mantenemos así durante unos 5 minutos aproximadamente (si es una vitro cerámica lo que utilizamos para cocina, si fuera una cocina de gas serían de 10 a 15 minutos dependiendo de la carne que empleemos). Pasado este tiempo, apagamos los fogones, dejamos enfriar un poco la olla y la abrimos para empezar a servir, antes de ello probaremos que nuestro guiso esté en su punto de sal, si no es así añadiremos una pizca más de sal, removeremos y ¡¡buala…… a la mesa!!.

Registro de la propiedad de Safe Creative: 1102208541749

No hay comentarios: