13 jun. 2011

Pastas y guisos apelmazados

La pasta apelmazada, lentejas que no están en su punto, el arroz no queda suelto…

Estos y otros muchos pequeños desastres suelen ocurrir en nuestro día a día cuando nos ponemos a cocinar. Por muchos años que uno lleve realizando un plato a veces, y siempre suele coincidir cuando tenemos algún invitado en casa y queremos ser buenos anfitriones, se nos plantean situaciones que no sabemos como solventar. Pues bien, todo el mundo tranquilo, hay que mantener la calma, vamos a ponerle soluciones.

Para conseguir la famosa “pasta al dente” sólo es necesario mantener la cocción durante 8 minutos, pero puede ocurrir que se nos pase el tiempo. Ha venido la vecina del primero a visitaros y se os ha olvidado que teníais puesta la comida en la lumbre, cuando volvéis a la cocina, ¡maldición!, se os ha pasado el tiempo y ha hecho que los macarrones se recuezan. ¡Ni se te ocurra tirarlos! Colócalos en una fuente de horno frotada con diente de ajo y añádeles una bechamel ligera y queso rallado, seguro que están deliciosos.

Hoy tocan lentejas pero no han quedado en su punto, ¡ya estamos!, otra comida que se me estropea. ¡De eso nada!, vamos a transformarla, aunque no lo sepamos y no lo hayamos probado antes, en un rico plato indio, “el dhaka”. Tritúralas con la batidora y añádeles un yogur griego y una pizca de curry. Mmm… ¡un plato exótico!.

Arroz con tomate, un plato exquisito también, pero vaya, el arroz no ha quedado suelto, parece una pasta. ¡No hay problema! Colócalo en un escurridor grande y ponlo debajo del grifo bañándolo con agua fría, remuévelo bien y espera que suelte toda el agua. Una vez escurrido, ponlo en una fuente de horno y caliéntalo suavemente durante unos minutos. Verás el cambio. Listo, ya podemos echarle el tomate y comerlo.

No hay comentarios: