3 oct. 2013

Bizcocho de yogur

Ingredientes:
  • 4 huevos
  • 1 yogur (sabor al gusto)
  • Aceite
  • Harina
  • Azúcar
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Relleno de la masa al gusto (chocolate, mermelada, frutas…)
Para este plato necesitamos contar con una cuchara o tenedor o varilla para batir, un bol o recipiente grande, uno de los yogures vacíos para tomar medidas del resto de ingredientes, un horno, un molde, una bandeja de horno, la fuente o platos para servir y los ingredientes.

Se trata de una de las recetas más fáciles de preparar de todas las que llevo publicadas, esta sería una de las cuales podríamos hacer con la ayuda de niños porque no hay peligro de que se quemen y seguro que les divierte compartir, con sus padres o familiares, el hacer algo juntos en la cocina y luego comerse lo que ellos mismos han preparado.
  1. Batimos los huevos.
  1. Añadimos a los huevos un yogur (puede ser natural, de limón…) y mezclamos. Conservamos el yogur vacío para las medidas del aceite, la harina y el azúcar.
  1. Echamos un yogur de aceite y removemos.
  1. Juntamos a la mezcla anterior 4 yogures de harina y volvemos a mezclar todo, evitando y procurando deshacer los grumos que se formen.
  1. Añadimos 3 yogures de azúcar y volvemos a mezclar.
  1. Echamos 1 sobre de levadura royal y mezclamos todo de nuevo. Tiene que habernos resultado una masa espesa.
  1. Precalentamos el horno a unos 180º ó 200º durante unos 5 ó 10 minutos.
  1. En un molde, de la forma y tamaño que queramos, esparcimos la mezcla resultante y los introducimos al horno, previamente calentado, a unos 180º ó 200º durante unos 20 ó 30 minutos. Vigilamos de vez en cuando el horno para que nuestro bizcocho no se queme, cada vez que miremos comprobaremos que la masa va subiendo.
  1. Una vez sacamos el bizcocho del horno, lo dejamos enfriar un poco, lo desmoldamos en una fuente o plato, lo cortamos en dos tapas, separamos una tapa de la otra y los rellenamos al gusto (chocolate, mermelada, nata, frutas…), volvemos a colocar la tapa de arriba y listo para comer una vez que se enfríe del todo.
Nota: Para comprobar si el bizcocho está hecho y es hora de sacarlo, pinchamos un poco la masa con un tenedor, si este sale limpio, sin mancharse, es que nuestro bizcocho está listo.

1 comentario:

Gloria Aleix dijo...

Jijiji, yo este lo hago mucho, me resulta fácil y queda muy rico! Este tuyo con el choco me ha encantado! Besitos!